ECOFISH, apoyado técnicamente por Incatema, consolida logros en la lucha contra la pesca ilegal en la región del Océano Índico Sudoccidental

25 octubre, 2023

ECOFISH, programa de la Unión Europea apoyado técnicamente por Incatema, y orientado a la gestión sostenible de los recursos pesqueros continentales y marinos de la región de África oriental, África meridional y el Océano Índico, está consolidando logros en la lucha contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR) en la región. La implementación de políticas para la gestión de los recursos pesqueros de manera efectiva, protegiéndolos y promoviendo buenas prácticas de pesca, está dando sus frutos.

Así se acaba de poner de manifiesto en una reciente reunión de la Unidad de Coordinación Regional (RCU) del Plan Regional de Control de Pesca (PRSP) celebrada en Seychelles en el marco del programa ECOFISH. En este encuentro se ha corroborado que las infracciones de pesca ilegal registradas durante las misiones de vigilancia pesquera han disminuido drásticamente, lo que refleja un mejor cumplimiento por parte de los pescadores de las normas que rigen los 7,23 millones de km2 de la zona de cooperación.

Entre las principales medidas que han contribuido a reducir los incidentes regionales de pesca ilegal se encuentran el aumento del número de licencias emitidas a países que pescan en alta mar y la entrega de materiales y equipos de seguridad y vigilancia tales como dispositivos GPS portátiles, equipos de grabación a bordo y cámaras estancas, y equipos informáticos, entre otros. Todo ello ha dado como resultado una mejora considerable desde el punto de vista cualitativo de las inspecciones de pesca en la región, que han ganado en capacidad de control y vigilancia, como ya informamos aquí.

La lucha contra la pesca INDNR llevada a cabo con la financiación de ECOFISH es premiada internacionalmente

La financiación de estas medidas por parte de la Unión Europea a través del programa ECOFISH está permitiendo a la región del Índico Sudoccidental superar obstáculos para la protección de los valiosos recursos pesqueros de la zona, que representan una riqueza natural valorada en 50.000 millones de euros.

En este sentido, los esfuerzos realizados por la Comisión del Océano Índico (COI) en materia de lucha contra la pesca INDNR han sido reconocidos por la Red Internacional de Seguimiento, Control y Vigilancia (IMCS). La entidad ha otorgado a la COI un premio por su importante contribución a la lucha contra la pesca ilegal en todo el mundo, en una ceremonia que ha tenido lugar en Canadá. Esta distinción confirma la utilidad y relevancia del sistema regional, que funciona gracias al compromiso de los nueve estados participantes, que ponen en común sus recursos e inteligencia, y también gracias a la financiación de la UE a través de ECOFISH.

El enfoque colectivo en la lucha contra la pesca ilegal es esencial dado que la pesca en el suroeste del Océano Índico aporta el 20% de las capturas mundiales de atún. De ahí la importancia de adoptar principios de buena gobernanza para lograr una gestión eficaz que contribuya al crecimiento económico, la seguridad alimentaria y los medios de subsistencia de la región.

Alianza para enfrentar los desafíos de la biodiversidad y el cambio climático

En esta misma línea, acaba de firmarse en Mauricio un memorando de entendimiento entre la Agencia Europea de Control de la Pesca (EFCA) y la Comisión del Océano Índico (COI) como parte del compromiso mutuo en la preservación de los recursos pesqueros del Índico Sudoccidental.

Este nuevo hito de colaboración auspiciado por ECOFISH tiene por objetivo proporcionar a la región herramientas y conocimientos para enfrentar los desafíos actuales de mantener la biodiversidad y adaptarse al cambio climático. Así, la EFCA proporcionará capacitación especializada, metodologías de análisis de riesgos y sistemas de trazabilidad de capturas a los países de la región, permitiéndoles controlar y monitorear mejor las actividades pesqueras.

Comoras, La Reunión (Francia), Kenia, Madagascar, Mauricio, Mozambique, Seychelles y Tanzania son los beneficiarios de esta iniciativa.